29 de mayo de 2008

Dudas

Viento, agua, tempestad, guerras o cruzadas…. Dudas

..

..

..
..
Lo venía presintiendo, sabía que ya estaba llegando a un puerto, no era el predestinado, ni siquiera el buscado, sobre todo porque no andaba yo en esos menesteres, simplemente me lo he encontrado en mi camino, no es bueno ni malo, está ahí. No es hombre ni mujer, no es cosa ni tampoco sentimiento, no puedo explicároslo, solo he llegado a algún sitio, a uno mas de los que han ido pasando por mi vida y aquí me paro un rato para tomar aire.
..
Empecé esta andadura por la necesidad y el gusto de escribir pero terminó siendo una especie de carrera, me sentí atrapada y ya soy demasiado mayor para estas obligaciones. Me gusta pasear mi nube por vuestros blogs, a algunos os he conocido y os he tomado un cariño familiar a casi todos. Sé, que aunque deje mi barco fondeado en cualquier cala solitaria, este rincón siempre formará ya parte de mi caparazón y haré repentinos viajes para visitaros, porque os añoraré y seguiré necesitando de vuestras lecturas que mucho me han aportado y seguro seguirán haciéndolo, me habéis ayudado y en muchas ocasiones habéis suavizado el roce de mis espinas.
..
En estos días pasados desde la última vez que publiqué, me he interrogado en muchos momentos sobre qué seguir haciendo y no he obtenido ninguna respuesta de mi interior, sólo veo una cosa clara, no puedo seguir, o si…
..
Hasta aquí he llegado, de momento, no es adiós, ni hasta luego, es ahora y siempre, porque estoy, soy y seguiré entre vosotros.
..
A veces la única alternativa para evitar un final, quizás sea una gran revolución y nada mejor que aliarse con buenos amigos blogueros y utilizar estas publicaciones como munición. Será esté el momento para empezar la cruzada de una dama en el asfalto de hierro?? o no…
..
Ojalá todo fuera tan sencillo como resulta al escribirlo
..
Un beso enorme

15 comentarios:

Rodolfo Serrano dijo...

Qué alegría reencontrarte. Mil besos

Meiga en Alaska dijo...

Espero que esta nueva etapa que tienes por delante sea todo lo que necesites que sea.

Un placer haber compartido contigo. Y espero que sigamos "viéndonos" por el ciberespacio.

Un abrazo desde muy lejos

Samuel Villena dijo...

Si crees que es lo mejor para ti, adelante, pero me daría muchísima pena no poder seguir leyéndote de vez en cuando.

Un abrazo, cuidate, y espero que nos veamos en la próxima huída (¿el 20 de diciembre, quizá?)

Ñoco Le Bolo dijo...

Te entiendo demasiado bien, tanto que no podría aconsejarte sin estar aconsejándome.
Hagas lo que hagas, bien hecho estará. Siempre que regreses, serás bien venida y será un placer leerte de nuevo. Si lo haces poco a menudo, permanecerás en el recuerdo y "oculta entre mil millones de páginas", pero estarás.
Un beso.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Dar consejos desde la distancia es muy fácil, lo único que puedo es ofrecerte mi casa-blog para lo que quieras y mucho ánimo.
Saludos y salud

Tesa dijo...

Querida brujita: bienvenida de nuevo a la comunicación. Aunque sea para decirnos que no sabes qué hacer, que esto no es ni una despedida ni un hasta pronto.

Lo mejor, que sí sabes que nada te obliga, que hagas lo que te apetezca. Porque es cierto que a veces nos imponemos publicar cada semana o ver todos los blogs que nos interesan y dices, madre mía, si es que esto necesita mucha dedicación.

Y como tú dices, estamos ya mayores, y lo que toca es, criados los hijos, disponer de tiempo para nosotras y hacer lo que nos plazca siempre que podamos.

Si no te diviertes o te emocionas, o sientes necesidad de escribir, pues lo dejas ahí, hasta que surja de nuevo.

Muchas veces he tenido la tentación de dejar el blog. Pero de momento me compensa, porque ha despertado de nuevo mi gusto por la fotografía y vuelvo a ir por la vida con las antenas alerta para no perderme nada, y luego compartirlo. Y como también me gusta escribir, pues las imágenes elegidas requieren unas palabras y me acabo de aficionar a la prosa poética ilustrada.

En realidad, a mí lo que me gusta es jugar y mi blog es mi patio de recreo.

Tú eres una persona observadora y muy buena narradora, seguro que tienes muchas historias que contar, historias mínimas o grandes que pasan ante tus ojos, impresiones, sueños, recuerdos…

Ya se te ocurrirá algo.

Si te apetece dejar tu soledad colgada de la percha, dame un toque y nos tomamos unos tés, nos echamos unas risas y charlamos hasta que la lengua nos pida una tregua.

Te quiero, bruji.

Un abrazo.

Nicolas dijo...

Nos hemos conocido poco unas lineas no mas, pero entiendo que a veces llega un momento que uno siente el peso de las obligaciones y un blog nunca deberia ser una obligación, es un acto de compartir de desahogo.

Aqui estaremos paseando por tu cala a la espera de que alguna vez cuando te sientas libre vulevas a viajar en tu barco quizas no sea un viaje sino un simple paseo a atardecer, y luego vuelvas a anlcarlo pero allí estaremos

un beso y feliz viaje que empiezas

neurotransmisores dijo...

Cuando el placer (de escribir) se convierte en obligación es mejor dejarlo.

Hasta siempre.

Anónimo dijo...

Já passei por aqui várias vezes e gostei. Aquele relato da viagem por Marrocos, fez-me sonhar e imaginar naquelas paragens.
Quem gosta e sabe escrever assim, nunca deixará de fazê-lo e não será nunca uma obrigação.
As pausas, às vezes, são necessárias para nos lembrar da essencia das coisas.
Vamos voltar a encontrar-nos por aqui.
Um abraço. Ana

Henry J dijo...

Al final solo es "que" y cuando.

Sin normas para esto.

Sonrie!

mujer-florero dijo...

Sonríe, disfruta, goza, se feliz y............. Haz lo que te de la gana.
Un abrazo.

Juan Escribano Valero dijo...

Por tus escritos entiendo que tu y yo tenemos bastantes años de juventud acumulada,
No dejes de escribie, me gustará leerte

Sigrid dijo...

vaya, después de dar paseos cada mes para ver si actualizabas me encuentro con ésta "despedida o no". Espero que sea que no.

Sólo quiero decirte que pasé un momento muy difícil para mí en el que en los largos ratos de soledad me leí todo tu blog y me hizo sentir muy bien. También tus palabras en el mío me reconfortaron.

Gracias de nuevo. No nos faltes mucho.

Un beso

Rodolfo Serrano dijo...

Haz lo que te pida el alma, pero ¿nos vas a privar de tus escritos? He estado esperando con la esperanza de que volvieras a escribir. Yo, al menos, te necesito, aunque sea de tarde en tarde.

Felipe dijo...

Espero que sea solo un hasta mañana y poder volver a leerte.
Yo no tengo ni idea de escribir, pero quiero hacerlo, me siento más libre, más util, en cuanto sea una obligación lo dejare.
Yo seguire pinchando este blog, por si acaso has vuelto.
Un saludo