6 de febrero de 2008

Mirándome en un espejo… regreso
.
.
.

Como últimamente hacía, estaba sentada en mi sillón favorito, cualquiera al verme podría haber pensado que esperaba algo o alguien, parecía a punto de levantarme al segundo siguiente, pues mi posición no era relajada, mas bien se me notaba tensa, como esas posturas agarrotadas que adoptas en la consulta del médico o cuando vas a que te hagan la declaración de la renta en la Agencia Tributaría. No leía, ni miraba la televisión encendida, simplemente estaba inmersa en una triste lucha interior, el libro que mantenía abierto sobre el regazo y desde hacia un par de horas en la misma página parecía a punto de resbalar, solo sujeto por un par de dedos mucho mas relajados que el cuerpo al que pertenecían, la otra mano acariciaba mi frente.
.
Todo mi yo parecía tener tatuado en el alma un sello de tristeza, hasta el abandono de mis pies daban pena.
.
Solo deseaba tener alguien que se acercara para acariciarme, que pusiera un hombro a mi alcance y dejar que mi cabeza fuera resbalando sobre él, oír un susurro de tiernas palabras, hasta que mi cuerpo fuera abandonando la frialdad que ahora tenía, la mía era un alma deshabitada y yo quería dar hospedaje, aunque fuera nada mas, el tiempo necesario de recibir un abrazo.
.
Hoy decido revolver en el pasado, llego pronto hasta la persona que sin buscar encuentro entre mis recuerdos, fué un cruce entrañable y especial que siempre reaparecerá para acompañarme y yo me dejaré abrazar por su voz, como ahora...
.

Stefanie. Alfredo Zitarrosa

.
Stefanie, no hay dolor más atroz que ser feliz,
decías anoche ouvime, po favó, bésame aquí.
Stefanie, sé que tu corazón fala yi mi
y eso es dolor, Stefanie...
.
Stefanie, yo ayer estaba solo y hoy también,
pero en mi cama ha quedado el perfume de tu piel.
Te veo salir, correr por el pasillo del hotel,
la vida es cruel, Stefanie...
.
Stefanie, hay una sombra oscura tras de ti;
de tu ternura, recuerdo la mirada azul turquí,
los pies calientes, tus palabras de amor en portugués,
pero no a ti, Stefanie...
.
Sé más valiente, hazme saber si va a sobrevivir
entre la gente, el color de tu pelo, Stefanie.
Debes vivir la soledad que sales a vender
sé más mujer, Stefanie...
.
Stefanie, yo tampoco te quiero, mas tu amor
por el dinero ha olvidado al obrero y al señor;
esta canción que pregunta por ti,
que no ha dormido,
es puro olvido, Stefanie...
.
(de su albúm Guitarra Negra - 1977)

5 comentarios:

Tesa dijo...

Querida brujita, me recordaste estos versos de la nicaragüense Gioconda Belli, que justo ha ganado el premio de Biblioteca Breve y anda por España de promoción.

“… Me veo y no me estoy viendo,
es un espejo de vos el que se extiende doliente
sobre esta soledad de domingo,
un espejo rosado,
un molde hueco buscando su otro hemisferio… “

Hay que dejar que las tristezas se oreen, que revienten y salgan fuera para que no se enquisten, hay que practicar la famosa lista de Marco Aurelio:

“piensa en todas las cosas buenas que tienes y cuánto lucharías por conseguirlas si no las tuviera”

No es fácil, porque también he pasado por esa inercia que te aplasta, y de la que hay que salir huyendo para que no se imponga.

Concéntrate en un deseo o en dos, algo que te gustaría conseguir y dirige tus energías y tu creatividad a lograrlo.

Mientras, aquí me tienes, para unas risas, charlas, comidas compartidas, lo que te apetezca, pera deja de esperar sentada en tu sillón favorito.

Ponte en marcha, cielo. Nena, tú vales mucho para estar escondida y sola.

Un abrazo.

Ñoco Le Bolo dijo...

Gracias por los paseos.... es un lujo recibirte en mi blog. Lástima que no tengas una dirección de correo!

Cumplía años cuando te hacías la foto en el sillón de tus reflexiones.

Besos

Rodolfo Serrano dijo...

Ay, la nostalgia, la melancolía... Tiene también su parte de belleza, de gran belleza, como lo que escribes.
Besos
PD. El rojo sobre el negro dificulta la lectura.
PD2. En la canción de Zitarrosa, creo que hay un error. Es, me parece: "sé que tu corazón fala de mim". Que quiere decir, "habla de mi" en portugués. Igual que "ouvi me" es "escúchame", en el mismo idioma.

mos dijo...

Levanta de ese sillón y deja de bostezar. no te aferres a los recuerdos ni a los imposibles. Simplemente levántate, mira por la ventana y di que comienza un nuevo día lleno de posibilidades.
todos necesitamos un hombro donde apoyarnos pero, a veces, ese hombro está donde menos te lo esperas. Pero desde luego, no estará ahí si no te levantas.
Bajones tenemos todos pero, más tarde o más temprano, los mandamos a la mierda.
Un saludo de Mos desde la Esfera.

Azul dijo...

Un abrazo....