15 de septiembre de 2007

Terapia de taller

Es surrealista, me paso los días pidiendo a gritos, un poco de tiempo libre, necesito jornadas que tengan ... 27 o 28 horas (sin exagerar), para dedicarme alguna de puro relajo, llevo todas las obligaciones enlazadas unas a otras y, por favor, que no me falle ninguna, porque el caos puede ser dramático.

Me levanto sobre las 6, ducha rápida, me tiro el primer café al coleto, y empiezo la carrera con la hora siempre pegada al culo, cojo el coche, atasco, atasco, mas atasco, oficina, mas café, trabajo, llamadas, café, mas trabajo, muevo hasta la saciedad mil papeles¿?, me como el ordenador, la jefa pide, solicita, exige, me baño literalmente en café, llego a la comida, sin tiempo para saborearla y por supuesto, olvidando la digestión o la cabezada al sopor del tomate o del documental de la 2, continúo trabajando, me sujeto los ojos que desean hacer un fundido con la pantalla del ordenador, consigo vencer la chicha siestera a eso de las siete, si he logrado rematar bien el día... que puede ser peor y darme las ocho, las nueve y acordarme de Sabina "... y nos dieron las diez".

Cuando al fin consigo arrancar, literalmente, el cuerpo de esa silla ergonómica, especial para largas horas de trabajo y muchos dolores de cervicales, casi me escapo diciendo un mudo adios, pues mi jefa puede tener alguna idea brillante para iluminar el fin de fiesta. Vuelvo al coche deseando llegar al atasco para respirar ya con un ritmo acompasado hasta mi casa-dormitorio, tras 40 kilómetros, me despido del asfalto, del atasco, del coche y mmm paz por unas horas, pienso en cenar pero.. no tengo cuerpo, leer... ya no veo ni una letra, ordenador... mas no, por favor. Miro con toda la ternura que sale de mis sentimientos el sofá y me dejo caer, bueno mas bien me desmayo, hasta que el cuello grita "ehhh a dormir a la cama, coñe! y termino un día que será fiel reflejo del que me brinde mi próximo despertar.

Hoy he tenido que llevar el coche al taller y lo que iban a ser treinta minutos, se han convertido en dos horitas de nada, dos horas sin hacer nada, bueno no, han sido dos horas en las que he reconstruido mi vida, mis ideas, mis obligaciones , mis planes, y tras ese tiempo muerto, de nada, en el sillóncito “ad hoc” estratégicamente colocado en la oficina del taller y, después de pasar por caja (son 300€) me siento estupenda como si saliera de una sesión de psicoanálisis y terapia, vamos que he llegado a casa con una sonrisa de oreja a oreja.


No hay nada como dos horas inútiles ¿? al día




10 comentarios:

.JL. en los afelios dijo...

jajajajajja...

Fantástico! solo 300 pavos??

Una ganga, y te ha solucionado la vida!

Me ha encantado como has escrito el texto, de una brillantez exquisita...

Mañana al desayuno me cuentas tus renovados planteamientos y planes reparados en el taller.

Boas noites.

Espineli dijo...

Que bien porque mi madre tuvo una rascadita de nada en la puerta con un pivote de hierro y le clavaron 700€ la bromita. me ha gustado como has redactado un dia laboral de tu vida.
Salu2.

Lilit dijo...

Actualizanos... que paso con la boda? me quedé con el pendiente! en que va eso? todo bien?

El parar con la locura te hace tomar perspectiva y verla desde afuera, que los momentos de reposo te hayan permitido ver mas claro y desde la cumbre como re-diseñaras tu vida.
Excelente relato, bien escrito y con las gotas ácidas que te quedan tan bien.
Un abrazo.

Paseando por tu nube dijo...

JL, espero que el + que desayuno, "aperitivo" nos sirva para seguir los días, gracias cariño siempre es un gusto, leer tus bonitos comentarios hacia mi.
Sabes que te quiero

Espineli, me encanta recibirte por mi rinconcillo, espero que la sesión de tu madre fuera mucho mas completa que la mía, lo digo por el precio.
Seguro que te visitaré pronto.
Un beso

Lilit, ojala pudiera contaros las buenas noticias que esperamos todos en mi familia, pero aún estamos en la sala de espera... los juzgados son así, para que te hagas una pequeña idea, te comento un detallito de nada:
Nos informaron en la fiscalía (que también ha de pasar por allí el famoso expediente) que el día 7 lo habían devuelto al juzgado, y cuando se lo hicimos saber, pues ellos pensaban que todavía estaba pendiente de envío a la fiscalia¿?, pues nos respondieron que es que seguramente aún no habían abierto el sobre....
Sin palabras
Un besazo cielo, y gracias por tu interés

Tesa dijo...

Hola, brujita linda. Gracias por tu ánimo y por tu apoyo. Dices que si me puedes ayudar, ya lo has hecho haciéndome reír con esa jornada loca bañada en café. Ja, ja, ja, creo que necesitas más ayuda tú.

No sé si sabré hacer tu trabajo, pero ya he tenido tantos oficios que unos más… Si quieres te sustituyo unas horas gratis para que puedas relajarte, pensar, hacer planes, perder el tiempo, lo que te apetezca… como has hecho en el taller. Que al final te ha salido la reparación y la psicoterapia muy apañada de precio.

Hace dos años mi vida era parecida, me levantaba a las seis, pero iba a Madrid en tren y autobús, unas 4 horas entre ir y venir. Dejé de conducir hace tiempo, porque no tengo temperamento para los atascos y tampoco para dar vueltas buscando aparcamiento. Una vez estuve a punto de dejar el mini que tenía tirado en una cuneta y largarme a pie.

Trabajaba como correctora y documentalista para una importante empresa de marketing, que está situada al otro lado del mundo, en un polígono. Por lo que las dos horas para comer se convertían en una tortura, sin tiempo para desplazarte y en un entorno que deprimía hasta a una polilla. Pasaba una media de 14 horas fuera de casa, eso cuando no surgían problemas con el trasporte.

Me iba de casa de noche y volvía de noche. Cenaba y me quedaba como un cuatro en el sofá, con las cervicales en cuña.

Yo, que tenía una salud de hierro, empecé a tener problemas de arritmias, el corazón loco, hipertensión, sobrepeso, aunque cada vez comía menos, dormía menos y bebía más café. Así que un día, me planté y tomé una decisión: decidí planteame la vida de otra manera. Ahí ando.

Por eso he dejado el proyecto del local que iba a montar, porque de lo que planeamos al principio a lo que en realidad iba ser había un abismo, ya no me interesaba, era mucho peor que a lo que renuncié.

Prefiero más tiempo para mí, aunque sea a consta de menos dinero. Estoy mejor así.

Cielo, vaya con la boda, yo que soy un poco anárquica, y huyo del papeleo como del PP, tengo pendiente casarme cualquier día de estos, ahora que ya llevo 19 años con mi chico, creo que lo nuestro va en serio, pero sólo de pensar en todo los trámites se me quitan las ganas. Me divorcié hace poco del padre de mis hijos y porque ahora hay un divorcio Express por Internet que es la hostia de cómodo.

Cuídate, brujita, esta semana aún voy a estar de resaca con lo dejar el proyecto, pero ya he puesto las neuronas en alerta para empezar a idear alguna de las mías.

Si no, cualquier trabajo me sirve para sobrevivir, mientras me deje tiempo para mis fotos, leer, charlar con mi chico, tomarme una cerveza con mis hijos mientras me ponen al día de cómo les va, ver películas y hasta estoy pensando en volver a escribir.

Un fuerte abrazo, y gracias de corazón por preocuparte por mí. Estoy bien. Como dicen por ahí "en peores garitas he hecho guardia"

Mi ofrecimiento de sustituirte va en serio. Mi e-mail está en el blog. Piénsalo.

Besos.

Henry J dijo...

Uppps me he quedado destrozado después de leer esto, y yo soy un resentido??, tu deberías ser la primera de la lista!

Descansa corazón...

Franjac Tamayo dijo...

Hola 'Paseando por tu nube':
Iba a decirte que por qué tus post son tan distanciados uno de otro hasta leer el de hoy. Tremendo un día 'normal' tuyo. No sabría que recomendarte y menos aún aconsejarte (pues sabido es que los consejos se dan para no ser seguidos). Sí puedo contarte que desde que dejé la maldita TVE hace cinco años cada día que pasa estoy más convencido de que la vida es para vivirla no para machacarla. El trabajo, si gusta, puede ser genial, que te realice (como se decía con mucha convicción cuando yo era joven, de lo que hace muuuuuucho tiempo). Pero incluso un trabajo que guste, que apasione (como el mío en televisión hasta que el facha y mamón de Urdaci me arrojó al rincón más oscuro de Torrespaña, profesionalmente hablando), debe ser consumido a dosis razonables y paladearlo, porque la vida es mucho más que el trabajo remunerado. En fin, disculpa que me haya puesto solemne, no acostumbra a ser mi estilo, pero tu descripción de una jornada laboral tuya me ha puesto los pelos de punta.
Se me ocurre que podrías jugar a la primitiva (una colunmna sólo cuesta un euro) y, aunque es dificilísimo, si te toca un buen pellizco, a vivir que son dos días.
Cuídate

Rodolfo Serrano dijo...

Hola:
Dios mío, cuántas veces me he visto en una situación semejante. Cuantos atascos, cuanta música escuchada en el coche, cuantos cafés, cuántas llamadas.
Ahora tengo un poco más de suerte y he dejado el coche. Voy en metro y autobús. Leo y pìenso. Y, afortunadamente, mi horario es más corto. pero lo que cuentas es tan real... que me ha llevado a otros tiempos. Has retratado, como siempre, certera y fielmente -y amorosamente- nuestras vidas.
Un beso

Paseando por tu nube dijo...

Gracias a todos, no sabeis cuánto cuánto me animan vuestros comentarios, por lo menos me siento comprendida, que hoy en día ya es mas que mucho.
Tesa, lo que mas me gustaría es que pudieras sustituirme, seguro que lo harías divino, pero trabajo en una Secretaría de la Administración y no funciona como las empresas privadas, por lo que las sustituciones son algo complicadas, pues están metidas las centrales sindicales en los examenes de selección, etc., vamos que para un puñetero mes no veas el circo que montan.
* Henry, por eso te entiendo cariño, porque estoy inmersa en una constante lucha para evitar resentirme mas de la cuenta.
* Franc, tú si que sabes amigo, ya quisiera yo poder prejubilarme, si pillara eso que me aconsejas de la primitiva o la antigua o aunque fuera una prehistórica, con tal de dejar de trabajar, madrugar, correr y volar (de ahí lo de mi escoba).
Respecto a lo del Urdaci, mira después él pago un tiempo los males hechos no? aunque creo que ahora parece que intenta meter cabeza por ahí, espero que le taponen bien todos los agujeritos y continúe en la oscuridad.
Disfruta por tí y por los que todavía tenemos que rodar en la vorágine del curro mal organizado, como suele suceder en la Administración española.
* Amigo Rodolfo, me anima ver como podeis disfrutar los que andais medio jubilados hummmmm cochina envidia me provocais, pero ya me digo contínuamente, paciencia bruji que ya nos queda un día menos, para leer, charlar con calma con los amigos, pasear, ver el mar en la época que me apetezca, no cuando me obligan a tomar vacaciones, y tantas cosas que he de ir relegando. Inshalá

Piluchi dijo...

Si es que da stress sólo de leerlo... pero mira por donde la avería del coche y 300€ (algo mas caro que una visita al psicólogo para que te escuche hablar durante una hora) te han servido para encontrar dos horas para ti... para pensar un poco... para relajarte de alguna manera...

Gracias por tus palabras en mi blog... me alegra que te haya gustado lo que escribí, una escribe para si misma, y no deja de sorprenderse cuando alguien le dice que le gusto... seguiremos subiendo más cosillas poco a poco... y espero verte por allí, yo seguiré pasando por aquí...

Un besazo...