9 de julio de 2008

Fin de semana y más

A LA BÚSQUEDA DEL TESORO




....
..Abriendo boca antes de mi lejanas vacaciones, todavía sin resolver, el pasado fin de semana fuí con un grupo de familiares y amigos a una finca cerca de Burgos, se celebraban tres cumpleaños, el mío entre ellos, que por cierto fué el día 1, si lo confieso, soy una cancer de libro, para los que gustéis de la astrología de andar por casa.
..
..El tiempo fué generoso con nosotros, salía de Madrid con buen día y calorcito, al pasar el puerto de Somosierra se nubló, algo casi normal, pero el resto del camino siguieron acompañandome las nubes hasta mi destino, un pequeño pueblo castellano, sobrio y bastante necesitado de una juerga como la que montamos.
..
..Durante los dos días que estuve allí, hubo de todo, nubes, sol, calor, fresquito de noche, vamos como para dormir bien abrigadito o acurrucado en alguien, el que pudiera...
..
..La celebración fué genial, una persona increíble a la que adoro, se tomó la molestia de montar una "Búsqueda del Tesoro", vale sí ahora las llaman gincanas, como queráis, pero fué divertidísima, estaba dedicada a la búsqueda de los sentidos, el tacto, el oído, el ridículo... todos participamos , buscamos por el campo, entre las piedras, en la piscina, nos reímos y lo disfrutamos como niños. Os dejo una pequeña muestra de algunas de las pruebas.
..
..
..Otra gran mujer, a la que también quiero y admiro, nos deleitó con algo que sabe hacer como nadie "la danza del vientre", el entorno acompañaba y la música fué la guinda para tan rico pastel, y sino juzgar vosotros.
..







..
..Luego vino la cena, que era totalmente artesanal, no se compró nada ya cocinado, cada uno aportó su rico saber, tuvimos empanada gallega, coca mallorquina, salmorejo cordobés, canapés calientes de sobrasada mallorquina (casera) con queso brie, por favor tenéis que probarlo recién sacado del horno, tortillas de patatas, sin olvidarnos de las riquísimas croquetas de jamón y otras de gambas, variadísimas ensaladas para todos los gustos y sabores, varios tipos de carnes y no podía faltar una barbacoa con la típica morcilla de burgos, cierto que la morcilla fué comprada, pero quede constancia que la brasa para hacer esas delicatessen como son la morcilla, los choricitos, las chuletitas, la panceta... fué hecha por nosotros con sarmiento de las viejas viñas de la zona. Todo ello bien administrado en unas tortas de pan típicas del lúgar. ..


Todo fué hecho con nuestras manitas...



..
..No faltó sangría, los vinos de Ribera o las cervecitas fresquitas y como no una variedad de tartas de elaboración artesanal y casera, que aunque yo por mi "amarga" enfermedad no debería haber probado, pero que quereis que os diga soy una pecadora empedernida y no lo pude remediar, hice una "cata" de un delicioso tiramisú y otra que había de chocolate, soy golosa y diabética, mala unión, sin posibilidad de divorcio.
..
..Después de deleitarnos con tan suculentos manjares, nos emborrachamos con las anécdotas y chascarrillos de unos y otros hasta la madrugada, fué divertido e inolvidable, uno de esos fines de semana para compartir con vosotros.
..
...................... y el siguiente a la playa!!!!, todo sea por la supervivencia.

12 comentarios:

Álvaro Dorian Grey dijo...

Son las doce, llevo desde las 7.30 sin comer nada y sólo de pensar en esos platos..hummm
Que bueno verte contenta y ya nos explicaras hacia donde tiras en vacaciones.
Saludos y salud

Ñoco Le Bolo dijo...

Y me digo... ¡tendría que haber estado allí!
Vaya provocación justo cuando la hora de comer está tan cerca.
Bien, da gusto verte tan contenta. Hala, que se repita muchas veces.

Un beso, paseanta.

Paseando por tu nube dijo...

Mi querida gentecilla bloguera, que digo yo, que para que voy a esperar a mañana.
Me voy a por la mochila y me piro a la playa YA MISMO
Os contaré a mi vuelta..(que solo es el finde)
Besos grandísimos para todos

Kim Basinguer dijo...

Muchs felicidades por el cumpleaños, y menuda envidia has despertado en mi estómago...

Sigrid dijo...

Menos mal que he leído éste post después de comer!

Felicidades atrasadas. Yo tengo mucho de cáncer (es mi ascendente que hace conmigo lo que quiere).

Lo mismo nos vemos en la presentación del libreo de Rodolfo...

Un beso

Samuel Villena dijo...

Joer, acabo de comer y aún así me está entrando hambre... Ya nos prepararás alguno de esos manjares... por que no te traes alguno a la presentación de mañana?

Otra cosita. Sabes algo de Julio? es que hace un mes que no se pasa por su blog, y me preocupa.

Bueno, mañana nos vemos en la presen. Abrazos!

Rodolfo Serrano dijo...

Qué sufrimiento el de los diabéticos. Pero, ya sabes que alguna vez podemos saltarnos las normas, siempre y cuando merezca la pena. Y una fiesta así lo merece.

Andina dijo...

Tu si que la pasas mal, eh! Me inicio en esto de los blogs, tambien en la escritura fuera de la traducción. Es un placer leerte. Te diria que el sabor ha llegado hasta aqui, Cariños.
Andina de Neuquen. Argentina

Tesa dijo...

Querida brujita, vaya fiestón. Con la comida no creo que hubiera podido probar todo, a mi estómago le suena como una bacanal tipo Obelix viene a comer.

Me alegra mucho verte contenta, animada y con ganas de encontrar la sonrisa y el gusto a la vida que eso si es encontrar un tesoro.

Siempre he querido aprender a bailar la danza del vientre, cualquier día me apunto y lo hago de una vez.

Muchas felicidades, aunque sea con un poco de retraso, por tu cumpleaños. Que sepas que estás espléndida.

Todavía ando por aquí, atrapada en la burocracia de la gestoría que lleva la venta del piso y sin saber la fecha de partida, un horror para mi natural impaciencia.

Disfruta del mar y del verano y regálate unas merecidas vacaciones.

Un abrazo.

Meiga en Alaska dijo...

Menuda fiestaza que os habeis montado. Y tremendo menú, se me hace la boca agua.

Felicidades atrasadas! :)

Besos

Neurotransmisores dijo...

Muy buena fiesta y muy buena comida.

Saludos.

Yeli dijo...

Como decimos en Puerto Rico...qué pachanga!
Hay que disfrutar de esos momentos en compañía de amigos y seres queridos porque los malos ratos vienen sin tocar a la puerta.
Un abrazo
Yeli